Banda El Recodo

 

 

tepresumo-bandaelrecodo

 

 

BIOGRAFÍA DE BANDA EL RECODO
La Banda El Recodo de Cruz Lizárraga es una banda sinaloense formada en El Recodo Sinaloa, en 19381 por Cruz Lizárraga la cual se puede considerar como la pionera en la divulgación del género, que ya se venía gestando desde décadas atrás por lo que se le conoce como “La madre de todas las bandas”.2 En un principio, se dedicó a tocar corridos, sones, polkas y marchas,3 pero con el tiempo introdujo un nuevo estilo, empleando la tambora como instrumento principal y generando así piezas más populares. Ha tocado al lado de personajes de la talla de José Alfredo Jiménez, Juan Gabriel y Miguel Bosé. Actualmente cuenta con gran reconocimiento internacional, ha grabado más de 180 álbumes4 y ha vendido más de 20 millones de discos, llegando su música a los 5 continentes.

Historia
Inicios

La Banda El Recodo se inicia con la inquietud del joven músico Cruz Lizarrága, quien, además de fundarla, le dio su actual fisonomía estableciendo el estilo, la forma y el número de sus integrantes actuales y asociándola de manera indeleble con el lugar de su origen. El Recodo, en efecto, es el nombre del pueblo donde nació esta banda de instrumentos de viento en el estado de Sinaloa, sobre el Pacífico mexicano.3

Tal como sucedía en diversos países de América Latina, la banda era una formación semi clásica de músicos, generalmente voluntarios, que tocaban piezas sinfónicas, marciales y populares para divertir e instruir a la población local en las plazas de cada pueblo. En ese formato inicial fue parte de la herencia cultural que dejaron en México los marineros europeos cuyas naves anclaron en el litoral oeste del país, especialmente en Mazatlán, el puerto más próximo a El Recodo, el lugar donde na

Ya en la década de 1950 la banda era conocida en casi todo México, por lo que se decide buscar nuevos horizontes, lanzándose así a la conquista del mercado estadounidense6 e incluyendo en su repertorio canciones típicas del país vecino como Patrulla americana canción que volvería a ser incluida en 1998 en el disco doble Tengo una ilusión. En 1952, La Banda El Recodo comienza su trayectoria discográfica, grabando para el sello RCA Victor el disco homónimo, el cual contenía canciones de corte instrumental y que serían a la larga canciones recurrentes en grabaciones de muchos grupos y solistas, tanto en el género de la banda, como en mariachi o en grupo norteño, canciones conocidas son Mi gusto es, El sauce y la palma, El toro viejo, El abandonado, Qué bonita es mi chaparrita y para muchos el himno del estado natal de Don Cruz: El sinaloense.7 Desde ese momento, comenzó una trayectoria ascendente hacia la fama nacional e internacional. Cruz Lizárraga siempre estuvo convencido del impacto de su banda, y no hizo mal al decir: “no descansaré hasta que la música de Banda se escuche en todos los rincones de la Tierra”.8
La Banda el Recodo y…

Durante gran parte de la historia de la Banda El Recodo, pudiéndose decir desde sus inicios hasta mitad de los años 80 no contaban con un vocalista como integrante formal de la agrupación, por lo que la mayoría de los trabajos discográficos de esa etapa era de corte instrumental y una que otra canción era cantada por algún integrante de la agrupación, así incorporaron en sus trabajos discográficos grabaciones a lado de artistas reconocidos de la música mexicana. La lista es larga, pero puede destacarse en primer término Luis Pérez Meza primer solista que graba a lado de una banda sinaloense,9 pasando por artistas como Lola Beltrán, Amalia Mendoza, Lucha Villa, Aída Cuevas, Yolanda del Río, Lalo Elizalde, Los Cadetes de Linares, Antonio Aguilar (cuyo último trabajo discográfico en vida, fue un disco en vivo en compañía de esta agrupación) y cantautores como José Alfredo Jiménez, los hermanos David y Juan Záizar, José Ángel Espinoza “Ferrusquilla” y Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel cuyo disco y posterior gira con la banda fue de gran éxito.10
La primera voz del Recodo: Conrado Calderón

Hacia finales de la década de 1980 don Cruz Liárraga permite que se incorpore como un integrante más a la banda un vocalista, pues hasta esa fecha varios integrantes de la banda se encargaban de darle voz a algunos temas grabados en los discos, entre ellos Alberto Lizarraga, hijo de don Cruz, quien incluso todavía a principios de la década de 1990 se encarga de darle voz a uno que otro tema (el resto los cantaría Julio Preciado). Quien se encargaría de ocupar por primera vez el puesto de vocalista es Conrado Calderón, el cual participaba antes para una agrupación del estado de Nayarit.7 11

in Noticias  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *